Archivo de la categoría: Iluminación

Temperatura de color y ajuste de cámara.

En el siguiente supuesto práctico vamos a poner en relación la Temperatura de color de la fuente y el ajuste de cámara. Es en esta relación donde cobra sentido el hablar de luz “blanca”, “azul” o “ámbar” y es que igual de blanca es una luz de tungsteno (3200 k) si realizamos la toma ajustando a WB 3200 k que la luz de flash (5600 k) si hacemos lo propio ajustando a dicho flash.

Iluminamos un objeto gris con dos fuentes de luz laterales. Por un lado flash (5600 k); en el otro lateral tungsteno (3200 k). Ahora se trata de ir variando el ajuste WB de cámara para ir consiguiendo diferentes tonos (dominantes) en el objeto.

Si ajustamos en cámara para tungsteno la mitad del objeto iluminado por el tungsteno resultará blanca. La mitad iluminada por el flash se expondrá con dominante azul puesto que la Temperatura de la fuente es superior (mayor energía en el extremo azul del espectro visible) que el ajuste de cámara.

Si ahora ajustamos en cámara para el flash (5600 k) el resultado será el inverso: La parte iluminada por el flash será blanca y la iluminada por el tungsteno será ámbar (luz con demasiada energía en la zona roja del espectro).

¿Cómo podremos conseguir un objeto en el que las dos mitades resulten con dominante azul? Fácil: debemos ajustar en cámara por debajo de la fuente con menor Temperatura de color (en este caso el tungsteno de 3200 k).

Obviamente, la mitad iluminada por el flash ofrecerá una dominante más intensa, más saturada, por ser mayor la diferencia entre la Temperatura de la fuente y el ajuste de cámara.

Ahora ajustamos en cámara por encima de los 5600 k del flash. El resultado es el esperado: todo ámbar (con mayor saturación en la fuente de tungsteno).

¿Podríamos ajustar el WB de cámara de forma que el resultado de las dos mitades fuera blanco sin dominante? Rotundamente no, a no ser que filtremos alguna de las fuentes para igualar los kelvin de ambas.

Si realizamos una última fotografía ajustando entre las dos fuentes (por ejemplo, a 4500 k), el resultado será con dominante en las dos mitades del objeto puesto que ninguna de las fuentes coincidirá con el ajuste de cámara. A la izquierda, la Temperatura del tungsteno está por debajo del ajuste WB por lo que el resultado es ámbar. A la derecha, el flash ofrece más kelvin que el ajuste de cámara y por eso el resultado es azul. Las dominantes serán más suaves que en los casos anteriores, pues el ajuste de cámara está más cercano a las fuentes que en los otros supuestos.

Ahora veamos algunas fotos. En este caso hemos fotografiado a un modelo iluminado por tungsteno (3200k). El fondo es una pared blanca, iluminada por un cabezal de flash (5500k). Repetimos la toma con diferentes ajustes WB en cámara.

En esta primera toma hemos ajustado en cámara para tungsteno. Por tanto la cara del modelo queda sin dominante y el fondo, puesto que está iluminado con flash, queda azul.

Seguidamente ajustamos WB para flash. El resultado es un fondo blanco y el sujeto con dominante ámbar.

En la siguiente toma hemos ajustado en cámara a la mínima temperatura de color posible (2000 kelvin en nuestro caso). El resultado, puesto que las dos fuentes ofrecen una temperatura superior a 2000k, es de dominante azul, tanto en el fondo como en el modelo.

Ahora ajustaremos a lo máximo posible (10000 k en nuestra cámara). El resultado es dominante general ámbar (más ámbar en la fuente de tungsteno por existir mayor desviación respecto del ajuste).

En la siguiente imagen apreciamos una dominante azul en el fondo y ámbar en el rostro. Hemos ajustado en cámara en un WB intermedio entre 3200k y 5500k.

En la siguiente imagen no apreciamos dominante. Sabiendo que las dos fuentes ofrecen diferente temperatura de color es imposible obtener este resultado simplemente con el ajuste de cámara. Lo que hemos hecho es ajustar WB a una de ellas y filtrar la otra para igualar su temperatura de color a dicho ajuste WB.

 

Jorge A. González Ferriol

proyectosfotograficos.com