Archivo de la etiqueta: fotografía

La ley de propiedad intelectual para fotógrafos

La legislación sobre propiedad intelectual está integrada por derechos de tipo personal (derecho moral) y derechos de carácter patrimonial (derechos de explotación). Los primeros, los personales, corresponden al autor por el mero hecho de serlo y le pertenecen para siempre; son irrenunciables e inalienables. Los de carácter patrimonial son aquellos que permiten al autor explotar su obra, comerciar con ella.

La propiedad intelectual corresponde al autor por el solo hecho de la creación de la obra y desde ese preciso instante. De forma general se protege la autoría de obras de tipo literario, artístico y científico.

En este sentido, y aunque queda claro que la propiedad intelectual nos pertenece desde el momento de la creación, debemos valernos de diferentes herramientas que demuestren tal hecho. Por supuesto, somos autores si creamos una obra, pero si no somos capaces de demostrar tal cosa tenemos pocas garantías de éxito en caso de conflicto con terceros.

Una protección eficaz a la hora de demostrar nuestra autoría suele pasar por registrar nuestra obra en el Depósito de la Propiedad Intelectual. También suele ser conveniente, a la vez, poder demostrar que nuestra obra ha sido objeto de divulgación, publicación o comunicación pública. No solo basta con el registro que certifique que esa obra estaba en nuestro poder tal día de tal año, también es aconsejable poder demostrar que la hemos puesto a disposición de terceros, por lo que ha visto la luz y por tanto ha podido ser objeto de copia o plagio. No obstante, cuando se trata de una fotografía, a diferencia de un texto o argumento escrito, la demostración de plagio suele ser más sencilla.

Jorge Alejandro González – Adobe Stock

El Derecho Moral

Los derechos morales pertenecen al autor por el mero hecho de serlo. No puede renunciar a ellos ni negociar con los mismos. Son derechos personales que le corresponderán siempre, incluso tras su muerte.

Tal y como indica la Ley, corresponden al autor los siguientes derechos (morales) irrenunciables e inalienables:

  1. Decidir si su obra ha de ser divulgada y en qué forma.
  2. Determinar si la divulgación ha de hacerse con su nombre, bajo seudónimo, signo o anónimamente.
  3. Exigir el reconocimiento de su condición de autor de la obra.
  4. Exigir el respeto a la integridad de la obra. El autor puede impedir cualquier deformación, modificación o alteración de su obra.
  5. El autor tiene derecho a modificar su obra respetando los derechos adquiridos por terceros y las exigencias de protección de bienes de interés cultural.
  6. Derecho a retirar la obra del comercio por cambio de sus convicciones intelectuales o morales, previa indemnización de daños y perjuicios a los titulares de posibles derechos de explotación.
  7. Acceder al ejemplar único o raro de la obra cuando se halle en poder de otra persona, con el fin de ejercitar el derecho de divulgación o cualquier otro derecho que le corresponda.

Derechos de Explotación

Son aquellos que permiten al autor conseguir un beneficio económico mediante la venta de algunos derechos patrimoniales de su obra. El derecho de explotación corresponde de forma exclusiva al autor y fundamentalmente se refiere al derecho de reproducción, distribución, comunicación pública y transformación. Para ejercitar todas estas modalidades de explotación será necesaria la autorización del autor.

Por Reproducción entendemos la fijación de parte o la totalidad de la obra, por cualquier medio y en cualquier forma, que permita su comunicación o la obtención de copias.

La Distribución es la puesta a disposición del público del original o copias de una obra en un soporte tangible, mediante su venta, alquiler, préstamo o cualquier otra forma.

Duración de los Derechos de Explotación

Los derechos de explotación de una obra durarán (en España) toda la vida del autor y setenta años después de su muerte o declaración de fallecimiento.

Derechos de imagen

Sin ser un asunto que se trate específicamente en la Ley de Propiedad intelectual, los derechos de imagen de las personas reconocibles en una fotografía afectan directamente a la posible explotación de la misma. Recomendamos leer el artículo publicado sobre Derechos de imagen.

Utilización de Obras Ajenas con ocasión de Informaciones de Actualidad

Si estamos cubriendo una noticia de actualidad o dando una información sobre un acontecimiento relevante, cualquier obra susceptible de ser vista u oída en la ocasión, puede ser reproducida, distribuida y comunicada públicamente, solo en la medida que lo justifique dicha finalidad informativa.

Utilización de Obras situadas en Vías Públicas

Las obras situadas permanentemente en parques, calles, plazas u otras vías públicas pueden ser reproducidas, distribuidas y comunicadas libremente. Debemos tener en cuenta que esto no será así si las obras están situadas en dichos lugares de manera itinerante.

Las Fotografías que se Realizan en una Producción Audiovisual

Corresponden al productor los derechos de explotación de las fotografías que fueren realizadas en el proceso de producción de la grabación audiovisual.

Las Meras Fotografías

Se entiende por meras fotografías aquellas que no tienen el carácter de obra artística o científica. El autor goza del derecho exclusivo de autorizar su reproducción, distribución y comunicación pública. Este derecho tendrá una duración de veinticinco años computados desde el día 1 de enero del año siguiente a la realización o reproducción de la fotografía.

Bibliografía recomendada:

Legislación sobre Propiedad Intelectual

Propiedad Intelectual y Derecho Audiovisual. Angel Luis Alonso Palma.