Archivo de la etiqueta: obturador

El exposímetro de cámara y los modos de medición

El exposímetro de cámara, a diferencia del exposímetro de mano, únicamente mide la luz reflejada por la escena. Tras haber ajustado la Sensibilidad ISO deseada, el exposímetro nos indicará con qué combinación T / nºf debemos exponer para conseguir un Gris Medio en aquel objeto medido.

La lectura del exposímetro está dividida en puntos de exposición -y estos, a su vez, en tercios-. Una flecha o marca nos indica, por su distancia a la zona central (valor 0), cuál es la exposición correcta.

Cuando encuadramos la escena podemos ver el siguiente diagrama -o uno similar- que nos indica el valor de exposición que estamos consiguiendo (con los ajustes T/nºf/ISO que tenemos puestos en cámara).

En la imagen anterior la flecha marca exactamente el valor 0. Esto significa que el objeto que estamos midiendo va a exponerse como Gris Medio (independientemente de que sea más claro o más oscuro).

Cuando la flecha marca más a la derecha que el valor 0 (hacia el signo +), significa que el objeto se expondrá como zona VI (en el valor +1), como zona VII (en el valor +2), y así sucesivamente.

Por ejemplo, imaginemos que estamos midiendo un Gris Medio y exponemos tal y como marca el exposímetro anterior (+2). El resultado de la toma será un objeto (que es gris medio) expuesto como zona VII (dos puntos sobreexpuesto). Si el objeto que estamos midiendo fuera dos puntos más luminoso que el gris medio, exponer con esta lectura sería correcto.

Si la flecha está más a la izquierda (valor negativo), es que vamos a subexponer la toma.

Lo que debemos hacer es ajustar la flecha en el 0 (si lo que queremos es conseguir el Gris Medio en la zona medida). Variando T o nºf -también podemos variar ISO- haremos que la flecha se desplace a izquierda o derecha para colocarla en el 0. Repetimos: buscaremos el cero en la lectura del exposímetro siempre que lo medido queramos llevarlo al Gris Medio.

Cuando la zona medida no se corresponda con el Gris Medio debemos saber, si exponemos con una lectura de valor 0, que la imagen se sobreexpondrá si el objeto medido es más oscuro que el Gris Medio o subexpondrá si el valor medido es más claro.

Modos de medición

En función de la zona del encuadre medida, disponemos generalmente de tres modos de medición: Puntual, Ponderada en el centro y Matricial. En la mayoría de cámaras se utilizan estos símbolos para la selección de los diferentes modos de medición.

© Nikon. Selector de modo de medición.

Modo Puntual (Spot)

El exposímetro mide, con exactitud, un punto concreto dentro del encuadre. Por defecto suele ser el punto central, aunque el fotógrafo puede elegir o desplazar la medición a cualquier otro punto. Si observamos el encuadre desde el visor directo tendremos disponibles una serie determinada de puntos (según modelo de cámara). Si observamos mediante el modo live view, podremos desplazar el punto de medición a cualquier lugar del encuadre.

Pantalla de enfoque con los diferentes puntos posibles de enfoque y medición.

Es una forma precisa de medir en la escena un valor de luminosidad concreto, por ejemplo, un Gris Medio. Si lo que estamos midiendo es una superficie oscura, el exposímetro querrá exponerla como Gris Medio, es decir, sobreexpondrá la escena. Si medimos un objeto claro el exposímetro también –como siempre- querrá exponerlo como Gris Medio, por lo que subexpondrá la escena. Con todo, es el modo de medición preferido por los fotógrafos cuando se utiliza el exposímetro de cámara, pues ofrece un control preciso sobre lo que se mide.

Modo Ponderada en el centro (Central)

Se trata fundamentalmente de una medición de la zona central del encuadre aunque también se tiene en cuenta, en menor medida, la zona periférica. Este modo es adecuado para escenas cuya zona central es primordial. Por ejemplo, retratos centrados con fondos muy luminosos o muy oscuros, flores en la zona central del encuadre con cielos de fondo, etc. Se trata de dar mayor importancia al objeto colocado en el centro del encuadre sabiendo que lo queremos correctamente expuesto.

Modo Matricial (Medición evaluativa)

El exposímetro tiene en cuenta todo el encuadre. Evalúa -por secciones- las diferentes zonas del encuadre para promediar una combinación general necesaria. En la mayoría de las situaciones (escenas con altas luces, sombras y muchos valores de gris) suele ser un método fiable. Cuando las escenas son predominantemente claras (clave alta) u oscuras (clave baja), ya no debemos optar por este método de medición, pues nos subexpondrá la toma en escenas luminosas o sobreexpondrá en escenas oscuras.

Imagina un paisaje nevado. Si la mayoría del encuadre es muy luminoso (nieve) y optamos por una medición matricial, lo que ocurrirá es que el exposímetro intentará sacar esa generalidad como Gris Medio. El resultado será una imagen subexpuesta, una nieve con valor Gris Medio.

La siguiente escena de Denis Pepin está perfectamente expuesta porque se ha tenido en cuenta que lo medido debe exponerse con un valor de exposición por encima de un Gris Medio (un valor en exposímetro +2 sería una aproximación bastante correcta para conseguir la toma correcta).

©Denis Pepin – stock.adobe.com

Midiendo la misma escena y considerando la lectura de exposímetro en “0” como correcta resultaría en una imagen como la que sigue.

 

En la siguiente escena de Jeremy Richards sería ideal enfocar y medir -en puntual- al pingüino gris, pues además de ser el centro de atención y el elemento protagonista (enfoque) se ajusta perfectamente al valor de gris que consideramos como Gris Medio. Podríamos dirigir el punto central de la pantalla de enfoque para posteriormente bloquear y reencuadrar o desplazar el punto de medición hasta el animal.

©JeremyRichards – stock.adobe.com

 

Jorge A. González Ferriol

proyectosfotograficos.com