Archivo de la etiqueta: producción

12 Ideas para Proyectos fotográficos

Con ánimo de estimular la creación fotográfica, vamos a ofrecer 12 temas posibles para la elaboración de 12 proyectos fotográficos. Lo ideal sería que cada cual planificara su trabajo en función del tiempo disponible y de su objetivo final. Un planteamiento interesante sería dedicar un tema por mes, con lo que tendríamos 12 trabajos bien elaborados al finalizar el año. Un grupo de entre 10 y 15 fotos de calidad por cada uno de esos proyectos haría que nuestro portafolio fuera más consistente e interesante. Como hemos dicho, esto depende mucho de los medios y del tiempo disponible de cada uno, por lo que cada fotógrafo puede programarlo como desee o decidir la realización de un solo proyecto o unos pocos. De lo que se trata es de tener series fotográficas que vayan más allá de esas “fotos sueltas” que todos tenemos en nuestro ordenador. Siempre podremos utilizar estas imágenes para presentarlas a concursos, subirlas a nuestro banco de imágenes o utilizarlas en una exposición fotográfica. Quizá sea un encargo real o ayude a algún conocido para la promoción de su negocio. También es una buena forma de motivarse y marcarse un objetivo, planificar un trabajo, pues un objetivo sin un plan suele quedarse en un sueño no realizado. Y con todo, el mayor beneficio que obtendremos, seguir aprendiendo.

FLORES

Una flor es un motivo con muchas posibilidades de composición e iluminación. Las texturas, los diferentes matices y la saturación de los tonos hacen de las flores uno de los elementos preferidos por los fotógrafos. Cierto es que un objetivo macro ofrece grandes opciones de centrarse en el detalle, pero si no disponemos de uno, cuidando la composición y la iluminación, también podemos realizar fotos muy dignas.

Acércate a la floristería más próxima y compra un lirio, una orquidea o cualquier otra flor que te llame la atención. Compra solo una y agota todas sus posibilidades. Cuando esté seca, sigue practicando y fotografiándola. Y otro día ve a por otra, mejor distinta. Y sigue trabajando la composición, la iluminación, la exposición. Cuando te des cuenta tendrás varias fotos que serán dignas de formar una buena colección.

© Jorge Alejandro González – Adobe Stock

RETRATOS

Que amigos y/o familiares se presten a posar para nosotros nos da opción de practicar con el retrato, una disciplina sin duda apasionante y con grandes posibilidades. Conocer al personaje de nuestra imagen nos ayuda a construir una puesta en escena acorde a su psicología, su dedicación profesional o cualquier otro aspecto que queramos reflejar. Podemos utilizar espacios naturales, el propio domicilio del que posa, locales de ocio, etc. Podemos hacer planos más cortos (primeros planos, o medios) o más largos (americanos, enteros o generales). No debemos olvidar la opción de finalizar la imagen en modo escala de grises (blanco y negro) si nos interesa. Quizá sea interesante comparar diferentes grados de saturación.

Optar por un intercambio TFCD es otra buena opción. Se trata de un intercambio entre modelo, fotógrafo, maquilladora, estilista, etc. en el que todos salen beneficiados en el mismo grado. Una modelo puede conseguir fotos para su book mientras el fotógrafo consigue que alguien profesional (o casi) pose. Un maquillador y/o peluquero también puede conseguir imágenes para mostrar su trabajo a cambio de mejorar, y mucho, la puesta en escena y caracaterización de nuestros personajes.

© Valua Vitaly – Adobe Stock

NATURALEZA

Salir al campo a fotografiar paisajes, flores o insectos, además de saludable, acaba convirtiéndose en adictivo. Para paisajes nos vendrá muy bien un objetivo gran angular, preferiblemente con filtro polarizador para conseguir unos cielos más azules y unos tonos más saturados en general. Para detalles como hojas, flores o insectos, un objetivo macro, preferiblemente tele, nos permite fotografiar el detalle sin tener que acercarnos excesivamente.

© Jorge Alejandro González – Adobe Stock

BODEGONES

Algo muy sencillo de realizar es una colección de pequeños (o no tan pequeños) objetos que tengamos en casa (o hayamos visto en casa de nuestros amigos). En este caso no es tanto el objeto como el cómo lo fotografiamos. Bien es cierto que si le echamos el ojo a un objeto curioso no debemos perder la oportunidad de fotografiarlo. Una tienda de luz nos vendrá muy bien para determinados bodegones aunque no debemos abusar de su utilización si no queremos que todas nuestras imágenes parezcan iguales. De nuevo, el uso de un objetivo macro puede facilitarnos mucho las cosas con según qué elementos.

© Jorge Alejandro González – Adobe Stock

NEGOCIOS

Imaginemos por un momento que alguien, conocido o desconocido, nos hace un encargo fotográfico para promocionar su negocio. Quiere que mostremos sus productos, su marca, sus trabajadores, su imagen corporativa, su local, su fachada, etc. Quizá sea algo ficticio ahora, pero si algún día nos dedicamos profesionalmente a la fotografía esto ocurrirá de verdad. Es un buen momento para entrenarnos y conseguir imágenes que incluir en nuestro portafolio.

© jackfrog – Adobe Stock

PAISAJES URBANOS

Cualquier ciudad está llena de rincones extraordinarios; suena a tópico pero así es, y la fotografía es el medio adecuado para demostrarlo. Podemos jugar a conseguir fotos para la típica guía turística o simplemente fotografiar rincones llamativos para una guía alternativa. También puede ser curioso fotografiar rincones que nunca aparecerían en una guía para los turistas. Con gente o sin gente, diurnas o nocturnas, exteriores o interiores, lo cierto es que este tipo de fotografías siempre resultan interesantes.

© Sean Pavone Photo – Adobe Stock

ARQUITECTURA

Aunque casi siempre con motivos grandiosos lo cierto es que la de arquitectura no es más complicada que cualquier otro tipo de fotografía. Debemos preocuparnos por conseguir una buena composición, una adecuada exposición y estudiar la iluminación a diferentes horas del día sobre el motivo. Los angulares son los objetivos más utilizados, por razones obvias, aunque en función de nuestra distancia y el tamaño de lo fotografiado podemos necesitar otras focales.

© V. Yakobchuk – Adobe Stock

NOCTURNA

Las luces de la ciudad o de las estrellas lejos de ella siempre ofrecen un grado superior de espectacularidad. Farolas, semáforos, coches en movimiento, estrellas, la luna… Fotografiar estos motivos con la intención y la obturación adecuada demuestra un buen control de la técnica fotográfica. Si además ofrecemos una colección de buenas imágenes nocturnas no hay duda de que nuestro trabajo estará bien valorado.

© Stefano Garau – Adobe Stock

MATERNIDAD

Los niños y las madres aportan un mensaje a nuestras imágenes difícil de superar. Si tenemos la posibilidad de capturar escenas de infancia y/o maternidad no podemos no aprovechar la ocasión. Las instantáneas obtenidas también serán un regalo para los modelos difícil de superar.

© Jorge Alejandro González – Adobe Stock

ABSTRACTO

Con algo de imaginación podemos conseguir una colección de fotos de carácter pictórico, curioso, subliminal, intrigante. Utilizando una proyección (punto de vista en relación al objeto) no habitual podemos jugar a una deficiente descripción de los objetos y con esto conseguir un punto de vista que provocará una lectura diferente por parte del lector de la imagen. Sin duda, un juego que nos hará mirar las cosas de otra manera.

© Jorge Alejandro González – Adobe Stock

MONUMENTOS DE NUESTRA CIUDAD

Se trata de fotografías típicas y que tomamos casi de forma automática cuando somos turistas, pero que no hacemos tan fácilmente cuando se trata de nuestra propia ciudad; el caso es que no estamos tan motivados. Es interesante forzar la motivación, la inspiración y la creatividad cuando estamos en nuestro propio entorno.

©  Jovannig- Adobe Stock

JUEGOS DE OBTURACIÓN

Los tiempos de obturación (más cortos o más largos de lo habitual) suelen ofrecer imágenes que  obligan a pensar en la técnica utilizada por el fotógrafo. A menudo dan como resultado imágenes impactantes, irreales, futuristas, y es que nuestra visión no es capaz de ver lo que una cámara cuando se trata de congelar el movimiento o, por el contrario, conseguir estelas de luz. Atrevete a experimentar con los tiempos de obturación y sorpréndete a ti mismo.

©  Kalafoto- Adobe Stock

 

Jorge A. González Ferriol

www.proyectosfotograficos.com

info@proyectosfotograficos.com

Proyectos fotográficos (libro)